Cuproníquel

Serie L - Aleaciones cobre - níquel

Las aleaciones cobre – níquel, conocidas también como cuproníqueles, contienen entre un 4 y un 50% en peso de níquel. Las aleaciones cobre – níquel con aplicaciones tecnológicas contienen habitualmente entre un 5 y un 30% en peso. Los materiales con contenidos en Níquel superiores al 50% se consideran aleaciones de níquel. A partir de aleaciones binarias de éste sistema se producen sobretodo monedas. Para otros campos de aplicación, por ejemplo tubos para condensadores, se añaden hierro y manganeso, con lo cual se mejora la resistencia a la corrosión y la erosión, y se incrementa la resistencia y la temperatura de recristalización.

Una aleación cobre – níquel compleja, con aproximadamente un 9% en peso de níquel y un 2% en peso de estaño, demuestra mejoras en las propiedades mecánicas y excelente resistencia a la relajación de tensiones. Este material se emplea en la fabricación de muelles y resortes.

A través de adiciones de elementos de aleación concretos en concentraciones pequeñas se llegan a mejorar características como la soldabilidad. La adición de cromo lleva a aleaciones endurecidas en caliente, con propiedades interesantes con aplicaciones en campos tecnológicos muy específicos.

Diagrama de fases

Aplicaciones

Propiedades mecánicas

Propiedades físicas

Propiedades químicas